AUTÓNOMO DEPENDIENTE (TRADE).

11 B.- trade.

Con cier­ta fre­cuen­cia se pro­du­ce de fac­to lo deno­mi­na­do como “fal­so autó­no­mo”, es decir, un tra­ba­ja­dor depen­dien­te de empre­sa­rio, que hace fren­te al pago de sus coti­za­cio­nes a la segu­ri­dad social, aho­rrán­do­se la empre­sa el pago de las suyas. A efec­tos de com­ba­tir dicho frau­de, se ha crea­do la con­di­ción de Autó­no­mo Depen­dien­te o TRADE.

CONCEPTO TRADE. En apli­ca­ción del artícu­lo 1 y 11 de la Ley 20/2007, de 11 de julio, del Esta­tu­to del Tra­ba­ja­dor Autó­no­mo, el supues­to vie­ne refe­ri­do a per­so­nas físi­cas que reali­cen de for­ma habi­tual, per­so­nal, direc­ta, por cuen­ta pro­pia y fue­ra del ámbi­to de direc­ción y orga­ni­za­ción de otra per­so­na, una acti­vi­dad eco­nó­mi­ca o pro­fe­sio­nal a títu­lo lucra­ti­vo, y pre­do­mi­nan­te para una per­so­na físi­ca o jurí­di­ca, deno­mi­na­da clien­te, del que depen­den eco­nó­mi­ca­men­te por per­ci­bir de él, al menos, el 75 por cien­to de sus ingre­sos por ren­di­mien­tos de tra­ba­jo y de acti­vi­da­des eco­nó­mi­cas o profesionales.

En apli­ca­ción del artícu­lo 7, los con­tra­tos podrán cele­brar­se por escri­to, pudien­do cada par­te exi­gir a la otra la for­ma­li­za­ción del con­tra­to debien­do ser regis­tra­do en la ofi­ci­na del Ser­vi­cio Públi­co de Empleo Esta­tal (SEPE), en los diez días hábi­les siguien­tes a su fir­ma, debien­do comu­ni­car­se al clien­te dicho regis­tro, en el pla­zo de cin­co días hábiles.

DURACIÓN DEL CONTRATO. La dura­ción ten­drá lugar con­for­me a lo que las par­tes acuer­den, para el caso de no esta­ble­cer­se dura­ción, se enten­de­rá cele­bra­do por tiem­po inde­fi­ni­do.

COTIZACIÓN A LA SEGURIDAD SOCIAL. A dife­ren­cia del autó­no­mo común, el Esta­tu­to con­tem­pla la posi­bi­li­dad de que por Ley pue­dan esta­ble­cer­se bases de coti­za­ción dife­ren­cia­das para los tra­ba­ja­do­res autó­no­mos eco­nó­mi­ca­men­te dependientes.

EXTINCIÓN DEL CONTRATO. En apli­ca­ción del artícu­lo 15, la rela­ción con­trac­tual se extin­gue por: Mutuo acuer­do de las par­tes; Cau­sas váli­da­men­te con­sig­na­das en el con­tra­to; Muer­te y jubi­la­ción o inva­li­dez incom­pa­ti­bles con la acti­vi­dad pro­fe­sio­nal; Incum­pli­mien­to de las obli­ga­cio­nes con­trac­tua­les de cual­quie­ra de las partes.

La con­di­ción de Tra­ba­ja­dor Autó­no­mo depen­dien­te (TRADE), sólo se pue­de obte­ner con un úni­co clien­te con el que se haya rea­li­za­do un con­tra­to, y del que se per­ci­ba como míni­mo del 75 % de las ren­tas tota­les per­ci­bi­das por el autó­no­mo.

VACACIONES. Se reco­no­ce el dere­cho del tra­ba­ja­dor autó­no­mo eco­nó­mi­ca­men­te depen­dien­te a inte­rrum­pir su acti­vi­dad, como míni­mo duran­te al menos 18 días hábi­les al año, que serán retri­bui­das por el empresario-cliente.

JORNADA Y DESCANSO. El régi­men de des­can­so sema­nal y el corres­pon­dien­te a los fes­ti­vos, la  jor­na­da máxi­ma así  como su dis­tri­bu­ción sema­nal se deter­mi­na­rá median­te con­tra­to indi­vi­dual o acuer­do de inte­rés pro­fe­sio­nal. Se pue­de pac­tar una  jor­na­da extra­or­di­na­ria que no pue­de exce­der del 30% de la pac­ta­da como ordinaria.

COMPETENCIA JURISDICCIONAL. Para el cono­ci­mien­to de las pre­ten­sio­nes que se deri­ven de la rela­ción entre el tra­ba­ja­dor autó­no­mo depen­dien­te y su clien­te, serán com­pe­ten­tes pri­me­ro el Ser­vi­cio de Media­ción, Arbi­tra­je y Con­ci­lia­ción, y des­pués los Juz­ga­dos y Tri­bu­na­les del orden social.

Publi­ca­do en: http://www.nuevatribuna.es/articulo/economia-social/autonomo-dependiente/20150703174945117756.html