Becarios como trabajadores.

12 b.- Becarios. 31.07.2015.

Todas las per­so­nas ins­cri­tas en pro­gra­mas de for­ma­ción, que­dan asi­mi­la­das a tra­ba­ja­do­res por cuen­ta aje­na, lo que supo­ne la afi­lia­ción o alta en Segu­ri­dad Social, así como la baja, a par­tir de las fechas del ini­cio y cese de la acti­vi­dad, res­pec­ti­va­men­te. Sin embar­go, no exis­te la obli­ga­ción de coti­zar por la con­tin­gen­cia de des­em­pleo, ni al Fon­do de Garan­tía Sala­rial ni por for­ma­ción pro­fe­sio­nal, lo que supo­ne que el beca­rio no ten­drá dere­cho a des­em­pleo por su par­ti­ci­pa­ción en pro­gra­mas de for­ma­ción o desa­rro­llo.

Cada vez es más fre­cuen­te, a cam­bio de la obten­ción de la ayu­da eco­nó­mi­ca por ser beca­rio, exi­gir­le la rea­li­za­ción de tra­ba­jos pro­fe­sio­na­les, a favor de la empre­sa que con­ce­de la beca, o inclu­so de un ter­ce­ro depen­dien­te de este.

En lo refe­ren­te a deter­mi­nar la natu­ra­le­za de la rela­ción exis­ten­te entre emplea­do­ra y beca­rio, el Tri­bu­nal Supre­mo ha deter­mi­na­do que lo fun­da­men­tal para acre­di­tar la rela­ción labo­ral, no es la con­vo­ca­to­ria de la beca, sino la reali­dad de la pres­ta­ción de ser­vi­cios, así por ejem­plo, si el beca­rio rea­li­za tareas indis­pen­sa­bles para el desa­rro­llo de la empre­sa, y de esca­sa pro­yec­ción for­ma­ti­va, se tra­ta­ría de una rela­ción labo­ral don­de se apre­cia­rían las notas típi­cas de aje­ni­dad, depen­den­cia y one­ro­si­dad, lo que supo­ne un frau­de en la con­tra­ta­ción, en vir­tud de la cual, el beca­rio obten­dría todos los dere­chos labo­ra­les reco­no­ci­dos a su favor, como tra­ba­ja­dor, lo que inclu­ye mayor sala­rio y dere­cho a des­em­pleo, así como baja por mater­ni­dad.

*Publi­ca­do con fecha 31 de julio de 2015, en: http://www.nuevatribuna.es/articulo/economia-social/becarios-trabajadores/20150731122710118618.html