DE LA REINCORPORACIÓN AL PUESTO DE TRABAJO TRAS AGOTAR LA EXCEDENCIA VOLUNTARIA O FORZOSA.

 16 b.- Reincorporación al trabajo

La tra­ba­ja­do­ra o tra­ba­ja­dor, con una anti­güe­dad reco­no­ci­da en la empre­sa de un año, tie­ne el dere­cho a que se le reco­noz­ca la situa­ción de exce­den­cia volun­ta­ria, entre cua­tro y cin­co meses, sien­do posi­ble la pró­rro­ga de la exce­den­cia volun­ta­ria, a tra­vés del reco­no­ci­mien­to por la empresa.

Fina­li­za­da la exce­den­cia, el tra­ba­ja­dor debe soli­ci­tar la rein­cor­po­ra­ción, y la empre­sa está obli­ga­da a rein­cor­po­rar­le en un pues­to de tra­ba­jo del mis­mo gru­po pro­fe­sio­nal o cate­go­ría equi­va­len­te a la que venía desem­pe­ñan­do. Cual­quier tipo de reduc­ción de jor­na­da o reduc­ción sala­rial, supon­dría una modi­fi­ca­ción sus­tan­cial de sus con­di­cio­nes laborales.

Tan­to para la nega­ti­va de la empre­sa a la rein­cor­po­ra­ción como ante cual­quier reduc­ción, se debe pre­sen­tar pape­le­ta de con­ci­lia­ción ante el Ser­vi­cio de Media­ción, y pos­te­rior deman­da al Juz­ga­do de lo Social, acu­mu­lan­do la acción a una recla­ma­ción de indem­ni­za­ción de daños y per­jui­cios por incum­pli­mien­to de las obli­ga­cio­nes como con­se­cuen­cia de la demo­ra en la rein­cor­po­ra­ción, dejan­do sin empleo al tra­ba­ja­dor, ni per­mi­tién­do­le cobrar el paro, debien­do la empre­sa indem­ni­zar al tra­ba­ja­dor por los daños y per­jui­cios por su conducta.

Una vez rea­li­za­da la rein­cor­po­ra­ción al pues­to del tra­ba­jo, no es posi­ble vol­ver a soli­ci­tar la exce­den­cia, has­ta pasa­dos cua­tro años des­de la reincorporación.

Inde­pen­dien­te­men­te de la exce­den­cia volun­ta­ria, exis­te la for­zo­sa, para el caso de desig­na­ción o elec­ción para un car­go públi­co que impo­si­bi­li­te la asis­ten­cia al tra­ba­jo. Igual­men­te, el tra­ba­ja­dor goza del dere­cho a la con­ser­va­ción de su pues­to de tra­ba­jo y al cómpu­to de su anti­güe­dad., debien­do el tra­ba­ja­dor soli­ci­tar el rein­gre­so en la empre­sa, al mes siguien­te al cese de car­go público.

Madrid, 30 de noviem­bre de 2015.

*Publi­ca­do el 3 de noviem­bre de 2015, en: http://www.nuevatribuna.es/articulo/economia-social/reincorporacion-puesto-trabajo-agotar-excedencia-voluntaria-forzosa/20151130213953122932.html