EMPLEADOS DEL HOGAR FAMILIAR.

13 b.- Servicio de hogar.

RÉGIMEN LABORAL.- Se basa en una rela­ción labo­ral espe­cial en el ámbi­to del hogar fami­liar, entre per­so­nas físi­cas, pres­tan­do ser­vi­cios retri­bui­dos. Las fun­cio­nes a rea­li­zar, ade­más de las tareas domés­ti­cas, pue­den incluir el cui­da­do de miem­bros de la fami­lia, exclu­yen­do la aten­ción a per­so­nas en situa­ción de depen­den­cia en su domi­ci­lio.

FRAUDE.- Para el caso de que la con­tra­ta­ción se reali­ce median­te per­so­na jurí­di­ca, la cate­go­ría pro­fe­sio­nal será la de limpiador/a, y será de apli­ca­ción lo regu­la­do en el Con­ve­nio Colec­ti­vo del sec­tor de lim­pie­za de edi­fi­cios y loca­les de la comu­ni­dad autó­no­ma, pres­tan­do ser­vi­cios en ofi­ci­nas o des­pa­chos, en nin­gún caso, en el hogar fami­liar, pues se esta­ría come­tien­do un frau­de de ley, sien­do nulo el con­tra­to de tra­ba­jo, pudien­do extin­guir el tra­ba­ja­dor o tra­ba­ja­do­ra dicho con­tra­to, per­ci­bien­do indem­ni­za­ción, indem­ni­za­ción adi­cio­nal, y sala­rios de tra­mi­ta­ción.

CONTRATO.- Pue­de rea­li­zar­se de carác­ter ver­bal, o por escri­to para los con­tra­tos de dura­ción deter­mi­na­da, igual o supe­rior a cua­tro sema­nas, en don­de debe esti­pu­lar­se la pres­ta­ción sala­rial, la dis­tri­bu­ción de los tiem­pos pre­sen­cia­les y el régi­men de per­noc­tas en el domi­ci­lio fami­liar, en su caso.

RETRIBUCIÓN.- Debe garan­ti­zar­se como míni­mo el pago del Sala­rio Míni­mo Inter­pro­fe­sio­nal en cómpu­to anual, pro­rra­teán­do­se si se rea­li­za­ra una jor­na­da infe­rior a la jor­na­da de tra­ba­jo com­ple­ta. Para los tra­ba­ja­do­res que pres­ten ser­vi­cios por horas y en régi­men externo, tie­nen dere­cho a per­ci­bir una retri­bu­ción glo­bal por todas las horas tra­ba­ja­das que inclui­rá todos los con­cep­tos retri­bu­ti­vos, ade­más de tener dere­cho a dos pagas extra­or­di­na­rias al año.

JORNADA.-La jor­na­da máxi­ma sema­nal será de cua­ren­ta horas de tra­ba­jo efec­ti­vo, median­do un des­can­so míni­mo de doce horas entre jor­na­das, pudien­do redu­cir­se a diez, para el caso de tra­ba­ja­dor o tra­ba­ja­do­ra interno.

VACACIONES.- Será de trein­ta días natu­ra­les, frac­cio­na­bles, pero con un dis­fru­to míni­mo con­se­cu­ti­vo de 15 días en alguno de los perío­dos, sien­do infor­ma­do con una ante­la­ción míni­ma de dos meses, no sien­do obli­ga­do a resi­dir ni en el hogar fami­liar, ni en el lugar de des­pla­za­mien­to.

FESTIVOS.- El tra­ba­ja­dor ten­drá dere­cho al dis­fru­te de las fies­tas y per­mi­sos pre­vis­tos para el res­to de los tra­ba­ja­do­res.

DESPIDO DISCIPLINARIO.- Debe noti­fi­car­se por escri­to, por las cau­sas del Esta­tu­to de los Tra­ba­ja­do­res. Si se impug­na ante la juris­dic­ción social, la indem­ni­za­ción debe abo­nar­se en metá­li­co con­for­me a vein­te días por año tra­ba­ja­do, con el lími­te de doce men­sua­li­da­des.

INDEMNIZACIÓN POR EXTINCIÓN.- Para el res­to de casos de cese de la rela­ción labo­ral de carác­ter espe­cial, se debe­rá poner a dis­po­si­ción del tra­ba­ja­dor o tra­ba­ja­do­ra, en metá­li­co, la indem­ni­za­ción corres­pon­dien­te a 12 días por año de ser­vi­cio, sien­do posi­ble la sus­ti­tu­ción del pre­avi­so por indem­ni­za­ción equi­va­len­te al perío­do.

SEGURIDAD SOCIAL.- El Alta debe pre­sen­tar­se con ante­la­ción al comien­zo de la acti­vi­dad labo­ral, y la baja o modi­fi­ca­cio­nes, den­tro de los 6 días siguien­tes al cese o varia­ción. Acción pro­tec­to­ra. Los tra­ba­ja­do­res inclui­dos en el Sis­te­ma Espe­cial para Emplea­dos de Hogar ten­drán dere­cho a pres­ta­ción por inca­pa­ci­dad tem­po­ral en caso de enfer­me­dad común o acci­den­te no labo­ral.

El tipo de coti­za­ción por con­tin­gen­cias comu­nes será el 24,70%; sien­do el 20,60% a car­go del emplea­dor y el 4,10% a car­go del emplea­do. Para la coti­za­ción por con­tin­gen­cias pro­fe­sio­na­les se apli­ca­rá el 1,10%; a car­go exclu­si­vo del emplea­dor. Duran­te el año 2015 será apli­ca­ble una reduc­ción del 20 por 100 en la apor­ta­ción empre­sa­rial a la coti­za­ción a la Segu­ri­dad Social por con­tin­gen­cias comu­nes en este Sis­te­ma Espe­cial.

Fuen­te: Minis­te­rio de Empleo y Segu­ri­dad Social. Gobierno de Espa­ña. http://www.empleo.gob.es/es/portada/serviciohogar/index.htm

Publi­ca­do en: http://www.nuevatribuna.es/articulo/economia-social/empleados-hogar-familiar/20150827130039119490.html