SANCIÓN AL TRABAJADOR

14 b.- Impugnación sanción trabajador.

En caso de ser san­cio­na­do por la empre­sa, el tra­ba­ja­dor tie­ne la posi­bi­li­dad de impug­nar dicha san­ción, ya sea el cas­ti­go de días sus­pen­di­do de empleo y suel­do, como la san­ción máxi­ma, es decir, el des­pi­do.

En caso de pro­ce­der, la empre­sa debe ini­ciar un expe­dien­te dis­ci­pli­na­rio con­tra el tra­ba­ja­dor, pre­via­men­te tra­mi­ta­do si se tra­ta de repre­sen­tan­tes lega­les o sin­di­ca­les de los tra­ba­ja­do­res, o la entre­ga de una car­ta de san­ción al tra­ba­ja­dor, sien­do la car­ga de la prue­ba en todo momen­to por par­te de la empre­sa.

Des­de que la empre­sa tie­ne cono­ci­mien­to de los hechos que pue­dan ser san­cio­na­dos, debe pro­ce­der a los diez días, si con­si­de­ra que las fal­tas son leves; a los vein­te días, si con­si­de­ra que son gra­ves; y a los sesen­ta días, si con­si­de­ra que son muy gra­ves. Si la empre­sa no cum­plie­ra dichos pla­zos, la san­ción auto­má­ti­ca­men­te resul­ta­ría pres­cri­ta.

Una vez entre­ga­da la car­ta de san­ción o expe­dien­te dis­ci­pli­na­rio, el tra­ba­ja­dor debe­rá acu­dir al Ser­vi­cio de Media­ción, y pos­te­rior­men­te al Juz­ga­do de lo Social impug­nan­do dicha san­ción, debien­do la empre­sa man­te­ner con­gruen­cia entre los hechos de la car­ta y la opo­si­ción a la impug­na­ción del tra­ba­ja­dor, en acto de jui­cio.

Debe exis­tir cau­sa­li­dad entre lo ocu­rri­do como san­ción y el tra­ba­ja­dor en con­cep­to de autor, y ade­más debe exis­tir pro­por­cio­na­li­dad entre una cosa y otra. Si la empre­sa no acre­di­ta tales extre­mos en acto de jui­cio, se revo­ca­rá total o par­cial­men­te la san­ción, sien­do inclu­so nula, lo que supon­drá la rein­te­gra­ción al tra­ba­ja­dor de los dere­chos que le han sido sus­pen­di­dos.

***Publi­ca­do: http://www.nuevatribuna.es/articulo/economia-social/trabajador-puede-impugnar-sancion-impuesta-empresa/20150929215710120678.html