Subida de las pensiones 2016, la gran mentira.

Aun­que se indi­que des­de fuen­tes guber­na­ti­vas que la capa­ci­dad de los pen­sio­nis­tas y su poder adqui­si­ti­vo han aumen­ta­do, la úni­ca reali­dad es que lo aumen­ta­do es el cos­te de la vida, el ejem­plo más cla­ro, la subi­da en la fac­tu­ra de la luz, que no en el cos­te de la electricidad.

El fun­da­men­to de la subi­da de las pen­sio­nes, es la fal­ta de subi­da del IPC, IPC apli­ca­ble al pago de los alqui­le­res o pen­sio­nes com­pen­sa­to­rias o de ali­men­tos decre­ta­das en Sen­ten­cias de juz­ga­do de fami­lia, que ha regis­tra­do una subi­da del 0 %, lo cual para un país como Espa­ña, no es algo de lo que pre­su­mir, ni mucho menos apli­car como jus­ti­fi­ca­ción a la subi­da de las pensiones.

 17 b.- Subidad de las Pensiones.

Rela­cio­nan­do la varia­ción inter­anual del IPC de 2007, del 4,2 %, en apli­ca­ción con el incre­men­to sala­rial medio pac­ta­do en con­ve­nios, 3,14 %, gene­ran un por­cen­ta­je de 1,06 %, el mis­mo cálcu­lo en 2016, supo­nen un 0,25%. Por tan­to, los pen­sio­nis­tas han ido per­dien­do el valor de sus pen­sio­nes des­de 2007 a hoy, a excep­ción del año 2011, que obtu­vie­ron una subi­da del 0,42 %, res­pec­to del 2010. Por con­tra, las eléc­tri­cas han dupli­ca­do sus beneficios.

Un pen­sio­nis­ta tal vez con­duz­ca, lle­ne el depó­si­to de su vehícu­lo, sien­ta la lige­ra reduc­ción del pre­cio de los com­bus­ti­bles, o pague el alqui­ler de su casa, lo que es segu­ro es que nece­si­ta medi­ca­men­tos. La subi­da de los mis­mos en el bol­si­llo del pen­sio­nis­ta, a tra­vés del copa­go, no tie­ne nin­gu­na pro­por­ción con la subi­da de su pen­sión, con lo que aun­que cobre 0,25 % más, al final de la sema­na tras adqui­rir los medi­ca­men­tos que nece­si­te, ten­drá menos dinero.

Las gran­des pre­gun­tas, si el pre­cio de los pro­duc­tos no se hubie­ra man­te­ni­do a cero, sino que hubie­ra aumen­ta­do como antes del 2011, ¿la subi­da hubie­ra sido mayor? Con­for­me a otros años, pode­mos afir­mar que dicha subi­da no se habría pro­du­ci­do. Y res­pec­to de la baja­da… se hubie­ra redu­ci­do como ocu­rrió con el IPC en el año 2014, por ana­lo­gía, ¿se habrían redu­ci­do las pensiones?

Publi­ca­do en: http://www.nuevatribuna.es/articulo/economia-social/subida-pensiones-2016-gran-mentira/20160101112456123975.html